Hipertensión

¿Qué es la hipertensión?

Hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta. La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias, que es cuando su presión es más alta. A esto se le llama presión sistólica. Cuando su corazón está en reposo entre un latido y otro, la presión sanguínea disminuye. A esto se le llama la presión diastólica.

En la lectura de la presión arterial se utilizan ambos números, la presión sistólica y diastólica. En general, la presión sistólica se menciona primero o encima de la diastólica.

Por lo general, la presión arterial aumenta con la edad y el tamaño corporal. Los bebés recién nacidos a menudo tienen valores muy bajos de presión arterial que se consideran normales para ellos. Los adolescentes mayores, en cambio, tienen valores similares a los de los adultos.

Hay dos tipos de presión arterial alta:

La presión arterial alta primaria o esencial es el tipo más común de presión arterial alta. Este tipo de presión arterial alta tiende a presentarse con el paso de los años a medida que la persona envejece.

La presión arterial alta secundaria es causada por otra enfermedad o trastorno médico o el uso de ciertos medicamentos. Este tipo suele resolverse después de que se trata o elimina la causa.

¿Qué síntomas tiene?

Como el diagnóstico está basado en los valores de la presión arterial, esta enfermedad puede pasar desapercibida durante años, ya que los síntomas no suelen aparecer sino hasta que la presión arterial alta crónica ha causado daño al cuerpo. Cuando la presión arterial se mantiene alta por mucho tiempo, puede causar daños al cuerpo y provocar complicaciones. Algunas complicaciones comunes y sus signos y síntomas incluyen: aneurismas, enfermedad renal crónica, cambios cognitivos, lesiones en los ojos, ataque al corazón, insuficiencia cardíaca, enfermedad arterial periférica,  accidente cerebrovascular …

¿Qué tratamientos hay?

Los cambios en el estilo de vida, como perder peso, comer saludablemente, hacer actividad física, limitar el consumo de alcohol y el control de estrés,  pueden ser muy eficaces en el tratamiento de la presión arterial alta.

Medicamentos. Los medicamentos para la presión arterial funcionan de diferentes maneras para detener o retardar algunas de las funciones del cuerpo que causan la presión arterial alta. Para bajar y controlar la presión arterial, muchas personas toman dos o más medicamentos. Si se tienen efectos secundarios por los medicamentos, no se debe dejar de tomarlos. Consulte con su proveedor de atención médica acerca de los efectos secundarios para ver si le puede cambiar la dosis o le puede recetar un medicamento diferente.

Técnicas mente-cuerpo como meditación y el yoga, pueden ayudar a reducir la presión arterial en personas con hipertensión.

La Asociación Estadounidense del Corazón sugirió que la biorretroalimentación y la Meditación Trascendental, además de la medicación convencional, pueden ayudar a las personas a reducir su presión arterial.

Suplementos dietéticos como el cacao, la coenzima Q10, el ajo y los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a reducir la presión arterial en personas tratadas por hipertensión.

 

 

Vídeos destacados
banner-pida-cita2
banner_cmi_home_descarga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos 912 999 416