Menu

Lupus Eritematosos - LES 

LES es la enfermedad autoinmune por excelencia. La medicina no conoce su causa o causas, pero si se sabe que hay factores que coinciden: una base de predisposición genética individual y familiar (no hereditaria), un factor o factores desencadenantes que a modo de “gatillo” inician un cuadro de desequilibrio del sistema de defensa que pasa de protegernos a responder contra nuestros tejidos y órganos (la auto-inmunidad). Hay una base hormonal, porque es mucho más frecuente en mujeres y el embarazo modifica normalmente a mejor (la progesterona es protectora) la evolución clínica del paciente.


                Factores desencadenantes de Lupus Eritematoso
   • Factores genéticos: marcadores inmunológicos (ANA +, ANTIDNA, ANTI RNP ...)
   • Factores infecciosos: cargas virales (EBV, CMV, Parvovirus ...)
   • Factores ambientales: tóxicos medioambientales 
   • Medicamentos
   • Estrés


Estamos ante una enfermedad crónica de evolución por ciclos y brotes, muy individual en su expresión clínica, se puede decir que “no hay dos LES iguales”. Las formas de expresión inicial a veces son simuladoras de otras patologías y la medicina debe estar atenta para determinar clínica y bioquímicamente-inmunológicamente si se puede estar ante la enfermedad porque una detección precoz y su tratamiento inmediato es muy importante.

El LES puede complicarse con afectación renal (quizá la más grave complicación), la nefropatía lúpica genera las situaciones de peor calidad de vida, pero cualquier órgano puede estar afectado o afectarse: piel, sistema digestivo, ojos, alteraciones en sangre con anemia crónica, hipercoagulabilidad e incluso hay manifestaciones psíquicas importantes a veces como predominio de síntomas. Hay además posibles solapamientos con otros cuadros autoinmunes como Sjogren, Raynaud o esclerodermia…

¿Qué ofrece la medicina integrativa en el tratamiento de LES? 

Nuestros pacientes acuden buscando tratamientos menos agresivos y las posibilidades que la medicina integrativa (MI)  les ofrece. La ventaja de MI es que no se rechaza la utilización de medicinas ortodoxas siempre cuando sean en menos dosis posibles, durante el menor tiempo posible y con los efectos secundarios menores. Ante brotes graves la Mi utilizará los usos habituales de la medicina ortodoxa, porque MI es medicina. ¿Dónde cambia? En primer lugar se le analizará globalmente y eso en procesos autoinmunes es vital porque muchos cuadros autoinmunes y muchos brotes de inflamación pueden ser identificados en su origen intestinal o en recrudecimiento de cargas virales como CMV o EBV.

Determinar las circunstancias del momento en  que debuta es importante porque los factores de estrés y psíquicos influyen en estas enfermedades de forma notable-la medicina le importan poco esto, con grave error-. Nuestro pacientes son analizados hormonalmente y se estudian la presencia de tóxicos medioambientales, que pueden influir sobre sistema inmune.

Esto permite darle importancia en la terapia a la nutrición. Todos los pacientes de CMI con LES reciben una dieta anti-inflamatoria y una suplementación ortomolecular natural  con aminoácidos, omega 3 a dosis altas, antioxidantes que junto a moduladores del sistema inmune (beta glucanos, extractos de hongos medicinales y otros…) permite reducir los focos de estímulo del sistema inmune y a su vez sosegar su actuación. Y con ellos un número elevado de pacientes mejoran su calidad de vida, reducen anti-inflamatorios y otros medicamentos y logran un mejor control de sus vidas. Es muy importante comenzar cuanto antes, pues en casos de gran evolución las posibilidades de MI son menores.

Videos destacados





Background Color:
 
Background Pattern:
Reset