Investigación y Covid-19

La suplementación con vitamina D podría reducir el riesgo de infecciones y muertes por Covid-19 – «Enlace al artículo»

Este artículo revisa los roles de la vitamina D en la reducción del riesgo de infecciones del tracto respiratorio, el conocimiento sobre la epidemiología de la influenza y COVID-19 y cómo la suplementación con vitamina D podría ser una medida útil para reducir el riesgo. A través de varios mecanismos, la vitamina D puede reducir el riesgo de infecciones. Esos mecanismos incluyen inducir catelicidinas y defensinas que pueden disminuir las tasas de replicación viral y las concentraciones de citocinas proinflamatorias que producen la inflamación que daña el revestimiento de los pulmones, lo que lleva a la neumonía, así como el aumento de las concentraciones de citocinas antiinflamatorias. Varios estudios observacionales y ensayos clínicos informaron que la suplementación con vitamina D redujo el riesgo de influencia, mientras que otros no.

La evidencia que respalda el papel de la vitamina D en la reducción del riesgo de COVID-19 incluye que el brote ocurrió en invierno -momento en que las concentraciones de 25-hidroxivitamina D (25 (OH) D) son más bajas- y que el número de casos en el hemisferio sur cerca del final del verano es bajo Se ha descubierto que la deficiencia de vitamina D contribuye al síndrome de dificultad respiratoria aguda y que las tasas de letalidad aumentan con la edad y con la comorbilidad de enfermedades crónicas, las cuales están asociadas con una menor concentración de 25 (OH) D.

 

Covid-19 – Vitamina C – SARS. «Enlace al estudio» 

Recientemente, se identificó un nuevo coronavirus como la causa del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). En ausencia de un tratamiento específico para el SARS, se debe considerar la posibilidad de que la vitamina C pueda mostrar efectos inespecíficos en infecciones virales graves del tracto respiratorio. Existen numerosos informes que indican que la vitamina C puede afectar el sistema inmune; por ejemplo, la función de los fagocitos, la transformación de los linfocitos T y la producción de interferón. En particular, la vitamina C aumentó la resistencia de los cultivos de órganos traqueales de embriones de pollo a la infección causada por un coronavirus aviar. Estudios en animales encontraron que la vitamina C modifica la susceptibilidad a varias infecciones bacterianas y virales, por ejemplo, proteger a los pollos de engorde contra un coronavirus aviar. Los ensayos controlados con placebo han demostrado de manera bastante constante que la duración y la gravedad de los episodios de resfriado común se reducen en los grupos de vitamina C, lo que indica que las infecciones respiratorias virales en humanos se ven afectadas por los niveles de vitamina C. También hay evidencia que indica que la vitamina C puede afectar la neumonía. En particular, tres ensayos controlados con sujetos humanos informaron una incidencia significativamente menor de neumonía en los grupos suplementados con vitamina C, lo que sugiere que la vitamina C puede afectar la susceptibilidad a las infecciones del tracto respiratorio inferior en ciertas condiciones. La posibilidad de que la vitamina C afecte las infecciones virales graves del tracto respiratorio parece justificar un estudio adicional, especialmente a la luz de la reciente epidemia de SARS.

 

Ozonoterapia. Un nuevo método basado en ozono para la inactivación de virus: Estudio preliminar. «Enlace al artículo»
La técnica de nebulización descrita aquí podría usarse para inactivar virus con ozono en grandes volúmenes de fluidos corporales, como plasma, sangre parcial y quizás sangre completa en poco tiempo. Coliphage MS2 se utilizó como modelo porque es seguro, fácil de manejar y más resistente a las desinfecciones químicas que los virus como el VIH. Las curvas teóricas y los puntos experimentales, que describen la inactivación de ozono de MS2, forman un semi-sigmoide de datos congruentes. Hubo una reducción > 7log 10 en la viabilidad de MS2 y se indican las posibilidades de minimizar la concentración de ozono requerida para matar virus.

El análisis se amplió para tener en cuenta la interacción del ozono con una suspensión de virus en forma de película delgada a partir de los resultados experimentales de Bolton et al. Nuevamente encontramos un semisigmoide de datos congruentes para su caso, es decir, que describe la inactivación con ozono del virus de la influenza A (cepa WSN) y el virus de la estomatitis vesicular versus el tiempo. Para el método de nebulización, el tiempo de exposición de las gotas con ozono es de unos segundos, mientras que para el método de película delgada el tiempo de exposición se mide en horas.

 

 

Vídeos destacados
banner-pida-cita2
banner_cmi_home_descarga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos 912 999 416