Menu

Welleness Point Clinic by Cosmoética

Welleness Point Clinic by Cosmoética

BELLEZA NATURAL INTELIGENTE. BELLEZA SIN TÓXICOS

Asociamos cosmética con mejoría en el aspecto de nuestra piel, uñas y cabello. Pero la realidad es que cada vez hay más personas con patologías cuyo origen es la intoxicación de sustancias que se incluyen en los cosméticos para mejor su conservación, textura, color y otorgarles un olor que enganche y ayude a repetir. Estos componentes se unen al resto de tóxicos presentes en el hogar y en el ambiente y ejercen un efecto cóctel que puede genera Síndrome Químico Múltiple (SQM) o enfermedades de todo tipo.
Si leemos con detalle las etiquetas de una gran parte de los productos que se aplican sobre la piel, el pelo o las uñas nos encontramos con una lista de sustancias tóxicas que son agresivas para la salud. Algunas producen una aparente mejoría del aspecto o una mejoría temporal, otras se basan en la ilusión que producen los mensajes que los acompañan. La industria cosmética ha dedicado varias décadas a conseguir las mejores ventas con unos productos que sean duraderos y que a la gente le parezcan buenos, aunque no lo sean. En medio de la abrumadora información que nos alerta ahora sobre la acción cancerígena, estrogénica, neurotóxica, y otras consecuencias graves asociadas a muchas de las sustancias presentes en cosméticos, muchas personas deciden buscar la solución en la cosmética natural y algunos en la cosmética con certificación ecológica. 
Wellness Point Clinic by Cosmoetica nace tras años de investigación, creando protocolos Cosmoética, de ayuda terapéutica con la aplicación de productos Cosmoetica, 100% naturales y con certificación ecológica, aptos para pieles sensibles. En los protocolos Wellnesspoint de Cosmoetica las tres virtudes (la de los productos, la del terapeuta con su acción y su pericia sensorial y la respuesta de la piel y del ánimo del cliente) se unen creando una buena nueva acción. Esta buena nueva acción de equipo debe ser una cooperación con la acción médica, una acción de higiene y terapia, un instrumento al servicio de los profesionales de la salud y de la belleza. Todo ello hace de Cosmoetica y de los protocolos Wellness Cosmoetica un Valor puntero del bienestar en una sociedad en la que ignorar la toxicidad diaria es una temeridad. 
Las pequeñas dosis de toxicidad diaria, en muchos casos se acumulan y cada vez es más evidente que pueden ser causantes de dolores musculares o articulares, irritabilidad del sistema nervioso, porque dañan su capa de protección, “mente nublada” dificultad respiratoria, rinitis y un largo etcétera. En músculos y tendones, en zonas con dolor, contracturas musculares y nodos y abultamientos se encuentran con frecuencia tóxicos que es importante eliminar: pesticidas, compuestos orgánicos persistentes (COP’s) y otros. Producen bloqueo y, por tanto, dolor, cansancio y desánimo, entre otros síntomas. Es bueno masajear con grasas o aceites vegetales (evita los aceites minerales) de buena calidad para ayudar a eliminar a través de la piel los tóxicos que son liposolubles.
 
El mejor aliado de la belleza es la alegría de vivir. El deseo de lucir el mejor aspecto posible es loable. Es una tendencia lógica y natural que indica un sano deseo de autosuperación y es un claro motor de evolución.

Los productos cosmoética. MiBella, MiHappy, MiBuena, MiHarmony y MiSol son el resultado de décadas de trabajo con la naturaleza (www.cosmoetica.net). Se trata de una línea cosmética realmente natural y sin elementos que puedan perjudicar a las personas, con productos 100% naturales a base de savia de abedul, aceite de oliva, plantas y cera de abejas. Con Certificación Ecológica avalada por CPAEN y sin bases químicas ni farmacéuticas, se han utilizado materias primas de primera calidad que influyen positivamente en la piel y en los dos mundos que separa: el cuerpo físico y el cuerpo energético exterior. Los productos están tratados con tecnologías de I+D propias de Equisalud y se han seguido principios basados en los conocimientos difundidos por Rudolf Steiner.


 
 
Recuperar el buen uso de nuestros sentidos. La información que nos dan los sentidos y las sensaciones del cuerpo, unidos por el sentido común y la lógica, nos dará la mejor indicación para restaurar, hacer crecer y lucir nuestra belleza natural. “La belleza verdadera es siempre inteligente”. 
Para despertar la inteligencia de la piel, la solución más sensata es usar productos naturales y, sobre todo, aprender a diferenciar lo que nos sienta bien de lo que nos sienta mal, escuchando la respuesta del cuerpo cuando entra en contacto con un cosmético. Hay muchas señales que debemos aprender a interpretar de nuevo en un mundo saturado de tóxicos para salvaguardar nuestro bienestar. La piel es el órgano más grande del cuerpo y actúa como una verdadera frontera terapéutica entre el mundo interior y el mundo exterior. Respira y absorbe, reacciona a sensaciones, pensamientos, cambios en el ambiente exterior y en el propio. Tiene una importante función discriminando lo que le sienta bien de lo que le sienta mal.
Cualquier perfume químico huele a químico, aunque por un momento tu mente entrenada le quiera situar la etiqueta de “bueno”. El almizcle sintético de los perfumes es sospechoso de derrumbar la alerta de la piel y “atontarla” causando más absorción de la toxicidad. Los colorantes, los surfactantes, los conservantes químicos, los fijadores del aroma, todos pasan al organismo y como mínimo le dan un trabajo extra para liberarse de su mala acción. En los cosméticos también hay restos de los pesticidas usados en la producción de plantas. Con frecuencia un coctel químico difícil de asumir. Escucha a tu cuerpo cuando te aplicas algo sobre la piel, también cuando comes o cuando recibes un olor. Lo que inhalas y lo que recibes a través de la piel también tiene una acción y una carga que tendrás que asimilar o desechar. 
Los protocolos Cosmoética como ayuda terapéutica, facilitan la desintoxicación de sustancias químicas de síntesis, la relajación y el bienestar, para cuidar nuestro y nuestra salud. Además, el buen cuidado, la ética y la armonía de los mensajes que la piel recibe durante el tratamiento, dejan su impronta en esta importante frontera terapéutica que es además el órgano más grande del cuerpo humano. La piel reflejará toda su belleza interior del ser y su armonía con el entorno, lo cual produce un sentimiento de bienestar y plenitud. 

Vídeos destacados





Background Color:
 
Background Pattern:
Reset