Menu

Factores plaquetarios

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un producto biológico, autólogo, no tóxico, ni alergénico. Se obtiene mediante centrifugado de la sangre disponiendo sus componentes - hematíes, leucocitos, plaquetas, proteínas - en distintas fracciones según el gradiente de su densidad.

El interés por el PRP se basa en el alto contenido de este en factores de crecimiento, que son sustancias existentes en todos los tejidos pero que están en gran cantidad en el interior de las plaquetas. El PRP se obtiene de manera sencilla a partir del plasma separado de una muestra de sangre del paciente.

Los factores de crecimiento son un eslabón fundamental en la cadena de reparación de tejidos lesionados como roturas tendinosas, ligamentosas, fracturas de huesos y cicatrices cutáneas resultantes de heridas tanto quirúrgicas como reumáticas, así como la regeneración funcional de la piel tras la influencia del sol y de la edad.

¿Qué aplicaciones terapéuticas tiene el Plasma Rico en Plaquetas?


Son numerosas las aplicaciones del plasma rico en factores de crecimiento, siendo utilizado en articulaciones dolorosas o dañadas de rodilla, hombro, codo, tobillo, pie...así como afecciones de músculo, tendones y ligamentos, acelerando el proceso de curación.

En las úlceras por insuficiencia circulatoria de miembros inferiores se reduce notablemente el tiempo de cicatrización. También es ampliamente utilizado en medicina estética en procesos de rejuvenecimiento cutáneo y bioestimulación facial, tanto como método preventivo como tratamiento regenerador, así como para detener la caída del cabello.

Vídeos destacados




Background Color:
 
Background Pattern:
Reset