Menu
La colitis ulcerosa es una patología en la cual el revestimiento del intestino grueso y el recto se inflaman y puede estar asociada a la Enfermedad de Crohn. Actualmente se desconocen las causas aunque cursa normalmente con problemas en el sistema inmunitario. El estrés y ciertos alimentos pueden desencadenar los síntomas pero no causar la patología. El diagnóstico de la colitis ulcerosa se realiza generalmente con biopsia y otros parámetros como la Proteína C reactiva (PCR), la tasa de sedimentación eritrocítica (ESR), etc.

Síntomas 

Los  síntomas pueden ser más o menos graves. Pueden comenzar gradual o repentinamente y abarcan desde dolor abdominal y cólicos a diarreas a veces sanguinolentas junto a sangrada rectal, fiebre, fatiga y cansancio. Otros síntomas extraintestinales que pueden ocurrir con la colitis ulcerosa son; dolor e hinchazón articular, llagar bucales, náuseas y vómitos, protuberancias o úlceras en la piel y alteración de la función hepática. Cuando existe un brote con una actividad importante, se puede producir una pérdida de peso rápida debido a una disminución de la ingesta dietética, sumada a la pérdida de proteínas a través de intestino inflamado.

Tratamiento desde la Medicina Integrativa

La medicina integrativa combina la medicina convencional y las medicinas alternativas validadas científicamente. Así tratamos al paciente de manera global desde un aspecto físico y emocional, para encontrar los tratamientos terapéuticos más adecuados y menos invasivos. El objetivo es controlar los ataques agudos haciendo que sean cada vez más esporádicos y menos intensos, tratar la inflamación intestinal y ayudar al paciente a superar el estrés para evitar que la sintomatología se agudice. 
Como complemento del tratamiento convencional, la homeopatía, la terapia ortomolecular, la dieta anti-inflamatoria y las técnicas mente-cuerpo nos dan las herramientas terapéuticas adecuadas para abordar esta patología de manera integral.  

Videos descatacados





Background Color:
 
Background Pattern:
Reset