Menu
​El Síndrome Premestrual se presenta de manera variable, abarcando síntomas físicos y psicológicos. En algunas mujeres predominan los primeros y en otras los aspectos psíquicos son los más importantes. Se presenta en el 40 a 50% de las mujeres en edad fértil, más frecuentemente en edades comprendidas entre los 20 y los 40 años. Aparece en la segunda mitad del ciclo menstrual, habitualmente la intensidad de los síntomas va en aumento hasta lograr su expresión máxima al inicio de la menstruación y la desaparición de ellos al término del periodo. Los síntomas más típicos son: retención de líquidos, lo que puede traducirse en un aumento de peso temporal, sensibilidad mamaria, malestar psicológico, tendencia a la melancolía y/o irritabilidad, calambres, alteraciones del sueño, baja concentración, cefalea, aumento del apetito, etc. 

El origen de este cuadro clínico estaría relacionado con las hormonas estrógenos y progesterona y la interacción de estas con un neurotransmisores que actúan en el sistema nervioso. La Serotonia, neurotrasmisor determinante en el control del ánimo, la regulación del apetito y del deseo sexual, estaría influenciada por el efecto de la progesterona.

Desde la medicina tradicional, la terapia anticonceptiva es la más utilizada. Los anticonceptivos al suprimir la ovulación, suprimirían también toda la sintomatologia física asociada a ella. Para aquellas mujeres en que la alteración del ánimo es el síntoma que prevalece, se indican antidepresivos del tipo fluoxetina a utilizar en la segunda mitad del ciclo menstrual. Ambos tratamientos: anticonceptivo y antidepresivo no están exentos de efector secundarios. 

La medicina tradcicional no considera la inflamación como un desencadenante o agravante del cuadro clínico. 



Síndrome Premenstrual

Videos destacados





Background Color:
 
Background Pattern:
Reset